Octuple Sendero

Existe un camino que nos conduce a un estado de felicidad verdadera y salud integral. Este Óctuple Sendero es un camino con ocho brazos, el timón que conducirá nuestro ser en el mundo. Cada brazo incluye a los demás.

VISIÓN CORRECTA (samyagdrsti)

Antes de ir a ningún sitio hay que saber a dónde vamos. Por mucha fuerza que tenga el arquero, una flecha no puede alcanzar el blanco, si no ha sido apuntada (enfocada) correctamente. Si la flecha del espíritu no ha sido apuntada correctamente, aunque el arco sea de calidad y el arquero un consumado experto, jamás podrá alcanzar su meta.

INTENCIÓN CORECTA (samyaksamkalpa)

Este segundo paso del Óctuple Camino debe ser entendido como la materialización de la visión en la vida cotidiana. Saber cuál es el camino es imprescindible, pero esto por sí solo no basta. Resolución correcta. No basta con saber qué tenemos que hacer; es necesario hacerlo. ¿De qué nos sirve tener las cosas claras y luego no hacerlas? La pérdida de la intención actúa como una fuerza disgregadora, una fuerza que nos conduce al caos y a la desorganización. El camino está lleno de peligros y de dificultades. Los retos son enormes, así, si la motivación, intención no es la apropiada nos será imposible recorrer el camino hasta su culminación. Si la motivación es correcta se atraviesan todos los obstáculos. Nadie va a recorrer el camino por nosotros pero uno siempre encuentra justificaciones para todo.

“La pérdida de la intención  actúa como una fuerza disgregadora”

PALABRA CORRECTA  (samyagvac)

Es la expresión verbal de la intención. Todos sabemos que no basta con querer a alguien; hay que decirlo, expresarlo. Este tercer brazo del sendero consiste en traer la intención y la visión, y verbalizarla. Solemos usar la palabra como pasatiempo, para llamar la atención de los otros, y la palabra, es un don sagrado. La palabra correcta y verdadera crea orden y claridad en la mente. Debemos tener cuidado con su poder creador y no crear más ilusiones de las que ya generamos.

ACCIÓN RECTA (samyakkarmanta)

Son las acciones las que dejan huella más profunda en nuestro inconsciente. La mente está operando en el nivel más denso y concentrado de todos. Los hábitos físicos son muy difíciles de quitar porque están bien anclados en nuestras programaciones mentales. La acción correcta está acorde con el propósito del camino: hacer el bien. Por otro lado, la recta acción se define más concretamente dentro del Budismo como la abstención de matar, de robar y de mantener una conducta sexual ilícita.

MODO DE VIDA o SUSTENTAMIENTO CORRECTO  (samyagajiva)

Se define como la abstención de comerciar con actividades y ocupaciones que son dañinas para el bienestar de los demás como, por ejemplo, el tráfico de armas, comerciar con seres humanos, con seres vivos, con venenos y con intoxicantes. También deben ser evitados el engaño, el fraude, la adivinación, las trampas y la usura. El recto sustentamiento, por tanto, tiene que ver con llevar una vida pura, correcta y útil, una vida, en suma, que fomente tanto nuestro propio bienestar corporal y espiritual como el bienestar corporal y espiritual de todos los seres.

“llevar una vida pura, correcta y útil” 

ESFUERZO CORRECTO (samyagvyayama)

“Quien algo quiere, algo le cuesta”. Nuestros hábitos y automatismos nos pueden, tienden a seguir funcionando si no encauzamos la dirección adecuada. En todo proceso de sanación, el esfuerzo por sanar es fundamental. Muchos se convierten en pacientes sujetos pasivos que esperan de otros el cambio. Muchas prácticas espirituales fracasan, no porque sean erróneas, sino porque carecen de la aspiración, de la voluntad, de la práctica perseverante.

ATENCIÓN CORRECTA (samyaksmrti)

“No hay hombres malos, sino seres ignorantes” (Sócrates) Se trata de saber qué clase de esfuerzo debemos aplicar en cada momento. Gracias a la atención podemos unificar nuestros aspectos dispersos del ser que somos. La sanación tiene lugar cuando empezamos a llevar el poder de la conciencia, la atención a cada aspecto de nuestras vidas mediante el cultivo sistemático de la concentración y de la observación. Un alto grado de atención conlleva a la transparencia de uno mismo.

SAMADHI CORRECTO (samyaksamadhi)

Puerta de la liberación del sufrimiento. Los siete factores de la iluminación anteriormente presentados sólo existen en forma germinal y mientras que los objetos del séptimo paso todavía permanecen en el dominio del pensamiento discursivo (o conceptual), en el octavo paso son elevados al reino de la conciencia intuitiva o realización. El samâdhi correcto es el estado propio que surge al penetrar en meditación (zazen) donde emerge espontánea la unicidad dado que la conciencia individual se diluye y experimentamos la fusión con el Todo. Es en este estado de conciencia donde se revela espontáneamente nuestra verdadera naturaleza original. Es una Paz Profunda, la Síntesis Pura, una vez que se ha eliminado cualquier tipo de fronteras y conflictos.

“surge al penetrar en meditación  donde emerge espontánea la unicidad”

Compartir: