Luz del Dharma

Comunidad Budista Zen en Tenerife

PULIR LA TEJA

Ayúdanos a financiar la renovación de los tejados de un edificio (techos entramados, aislamientos, chimeneas, ventanas)

Desde hace cinco años, renovamos y restauramos un hermoso lugar lleno de historia para crear un espacio dedicado al Dharma (la enseñanza de Buddha) en el sur del departamento de Sarthe. Durante estos cinco años hemos mirado con cierta preocupación una parte de los tejados muy deteriorada, la que está encima del establo, con sus tejas centenarias. El conjunto tiene aproximadamente 150m2. Cada año se han realizado reparaciones ocasionales, pero con las fuertes lluvias del invierno de 2024, estamos viendo una infiltración significativa y ahora debemos actuar.

Esta obra, que se realizará a más de diez metros del suelo, requerirá el trabajo de cinco a siete personas durante tres semanas. Requieren conocimientos reales que no tenemos dentro de la asociación. Nos gustaría confiar este trabajo a una empresa local sensible a nuestro proyecto. La estimación asciende a 35.270 euros. Actualmente, los trabajos están previstos para marzo de 2025. Incluyen la reparación de la estructura, los canalones, una chimenea, la instalación de un nuevo aislamiento y tres ventanas para tejado y, por supuesto, la instalación de cientos de pizarras nuevas. Entonces te necesitamos.

Puliendo la teja, el nombre de esta campaña toma su nombre de un famoso acertijo de la tradición zen: El maestro zen Baso se sentaba día y noche a meditar. Una vez su maestro Nangaku le preguntó: ¿Por qué practicas la meditación sentada? Convertirse en Buddha, respondió el discípulo. Nangaku luego tomó una teja y comenzó a pulirla. ¿Por qué pules una teja? —Preguntó Baso. Para convertirlo en un espejo. Baso dice: ¿Cómo se puede hacer un espejo, puliendo una teja? Nangaku respondió: ¿Cómo puedes convertirte en un Buddha sentándote en meditación? Bueno, es una historia zen…

 

 

El propietario del proyecto es  la asociación Le Refuge du Plessis. Rehabilitamos edificios para crear un lugar de vida comunitaria donde uno pueda dedicarse plenamente al Dharma (en las formas de la escuela zen) y experimentar todas las buenas prácticas ecológicas. Los edificios datan de los siglos XVI y XVII y están clasificados como “pequeño patrimonio local” (una casa señorial, un molino y varias dependencias). El entorno está protegido y estamos en una ZNIEFF (Zona Natural de Interés Florístico y Faunístico).

El consejo de administración de la asociación lidera el proyecto y, en particular, Jiun Éric Rommeluère que vive en el Refugio.

A continuación dejamos enlace directo para aportar en la campaña de financiación:

https://www.helloasso.com/associations/le-refuge-du-plessis/collectes/polir-la-tuile-1?fbclid=IwZXh0bgNhZW0CMTEAAR3Z-_lTW_W8sMM-M4qzibnpj22EbuskmAbaM7TuAQ5zyP5WS3ttoyHS74Q_aem_ZmFrZWR1bW15MTZieXRlcw#tickets

 

Vuelve a ti, sé tu propia luz

El Sutra del Nirvana se sitúa en las últimas horas de la vida de Buddha. A diferencia de otros textos, aquí el interlocutor principal es Mañjuśrī, identificado en el campo de los estudios budistas como probablemente el bodhisattva más antiguo y uno de los más importantes de la literatura Mahāyāna. La fecha exacta de origen del sutra es incierta, pero es posible que su forma primitiva se desarrollara en el siglo II de nuestra era. Este es un breve fragmento:

 

En el bosque de salas en las afueras del castillo de Kusinara el Buddha predicó por última vez:

«La sabiduría es la barca de remos con que se atraviesa el piélago del nacimiento y la muerte.

La sabiduría es la lámpara resplandeciente que alumbra al mundo obscuro y tenebroso.

La sabiduría es grata medicina que cura todos los males de la vida.

 La sabiduría es el hacha con que el hombre puede abrirse paso al través de la enmarañada selva del dolor.

La sabiduría es el puente para cruzar el turbulento río de la ignorancia y la lascivia.

Por eso, debe el hombre poner todo su empeño en engendrar la sabiduría dentro de sí, y valerse para ello de todos los medios, usando del pensamiento y de la recta atención. Si el hombre adquiere la triple sabiduría, aunque fuera ciego, el ojo de la sabiduría todo lo ve. Sin embargo, si carece de la sabiduría, la mente es pobre y carece de sinceridad. Tal cosa no dice bien del hombre que ha dejado su casa.

Tenga bien metido dentro del corazón, el hombre iluminado, que no va bien con él lo falso y estéril; y con sencillez de ánimo esfuércese por alcanzar ese gozo puro que sólo puede hallarse en el sosiego y reposo perfectos.

Queridos discípulos, recuerden que llevan dentro de ustedes la luz, dependan de ustedes mismos y no de los otros. Hagan de mi enseñanza su luz, confíen en ella y no en otra».

 

De toda la complejidad y profundidad del Dharma, el Buddha se dirigió humildemente a sus discípulos, instándoles a tomar el control, a responsabilizarse de sus actos, pensamientos y palabras, a asumir la libertad de abrirse a la observación de lo contemplado. Insistió en que reposar en el eje y fortalecer el estado de presencia sean el fundamento y el punto de unión en todo el trabajo interior. Esta experiencia surge del reposo profundo en la tranquilidad de la mente. El significado de sus palabras nos lleva a rememorar contenidos como este:

«Recuerda cuál es tu espacio interior. Tú ya eres aquello que has estado buscando por tantas vidas. No hay nada que conquistar, nada en qué convertirse.»

 

——-

Fragmento de las enseñanzas impartidas por el maestro zen Denkō Mesa en la webinar titulada «Sammasati»

 

La pupila del ojo de Gautama

Durante la celebración del Vesak el pasado 23 de mayo, celebrado en el Zendo Zanmai San, encuentro en el que participaron varias entidades miembros de la Federación de Entidades Budistas de España  (UBE),  leímos el siguiente texto en nombre de la Comunidad Budista Zen Luz del Dharma. Es un fragmento de las Crónicas de la transmisión de la luz de maestro zen Keizan Yōkin:

Buddha Shakyamuni nació en la India y pertenecía al linaje del Sol. A los diecinueve años de edad dejó atrás los muros de su palacio al amanecer, se afeitó la cabeza en la montaña y durante seis años se entregó a la práctica de una austera disciplina. Luego, permaneció sentado inmóvil durante otros seis años mientras las arañas urdían sus telas en la cuenca de sus ojos, las urracas anidaban en lo alto de su cabeza y los juncos se entrelaza se entrelazaban con sus piernas. A la edad de treinta años, en el octavo día del décimo segundo mes, y en el mismo instante en el que la estrella matutina asomaba el firmamento, el Buddha alcanzó súbitamente la iluminación.

Las prácticas que llevó a cabo durante su vida proporcionan el modelo que todos sus seguidores tratan de emular. Desde el mismo momento de la aparición del Buddha en este mundo, sus seguidores han tratado de comportarse como él, de emplear los mismos recursos que él utilizó y de actuar, en todo momento – independientemente de que estén caminando, de pie, sentados o acostados – de la misma forma que él lo hizo.

Aunque las montañas, los ríos y las 10.000 formas florezcan por doquier, no debemos concluir por esto que algo exista fuera de la pupila del ojo de Gautama. La pupila del ojo de Gautama nos contempla a todos, por lo que esta pupila también habita en ustedes. Es precisamente el ojo del Buddha el que acaba transformándose en nuestro cuerpo y mora en nuestro interior como un abismo de insondable profundidad.

Por tanto, no crean que en el pasado o en el presente ustedes y la resplandeciente pupila del Buddha han sido, de algún modo, entidades diferentes. Nosotros somos la pupila de Gautama y Gautama es nuestra auténtica totalidad.

Entréguense plenamente a la meditación, desarrollen la maestría y aclaren la iluminación del Buddha al mismo tiempo que la de ustedes.

Las espinas brotan por doquier

mientras en el viejo cerezo

germina la yema de una espléndida rama.

 

CELEBRANDO EL VESAK

Con motivo de la celebración del Vesak, en la tarde del pasado jueves 23 de mayo, se reunieron en el Zendo Zanmai San de La Laguna varias comunidades integrantes de la UBE-FEBE. Juntas estamos construyendo con ilusión la futura Federación de Entidades Budistas de Canarias. Asistieron representantes de la Arya Marga Sangha, Comunidad Budista Soto Zen, Comunidad del Interser, Soka Gakkai, Grupo de Estudio y Práctica de la escuela Kagyu y la Comunidad Budista Zen Luz del Dharma que hizo de anfitriona en este emotivo y hermoso acto.

Desde el mismo momento de la aparición del Buddha en este mundo, sus seguidores han tratado de comportarse como él, de emplear los mismos recursos que él utilizó y de actuar, en todo momento – independientemente de que estén caminando, de pie, sentados o acostados – de la misma forma que él lo hizo.

El programa se desarrolló según lo previsto. Se inició el encuentro con unas palabras de bienvenida del maestro zen Denkō Mesa. A continuación, compartimos una meditación en silencio, seguida de la recitación del Trisarana (vinculación con los Tres Tesoros). Posteriormente, se dio lectura a un escrito enviado por Luis Morente, presidente de la UBE-FEBE. Citamos algunos fragmentos de este sentido escrito:

«Hoy es una jornada histórica, no sólo para el muy querido colectivo budista canario, sino para el budismo español en general. La confesión budista comenzó a desarrollar su actividad en España, de modo significativo, en los años 70 del pasado siglo, y hoy cuenta con un número en torno a 100.000 practicantes, y más de cuatrocientos lugares de culto. La UBE (con su denominación inicial de Federación de Comunidades Budistas de España) fue en su día constituida por cinco comunidades fundadoras. La integran, a día de hoy, 25 entidades budistas principales de las que dependen a su vez varios cientos de lugares de culto distribuidos por todo el país. Del total de practicantes budistas, dependen de las comunidades de la UBE un porcentaje muy mayoritario, así como varios cientos de ministros de culto debidamente ordenados, entre los que se cuentan importantes maestros.

Estamos haciendo cosas para mejorar la visibilización del budismo, y por eso queremos innovar, en nuestra federación budista en España, un sistema de federaciones autonómicas, que nos acerquen al caso concreto, a lo local, a la gente. Y en Canarias será la primera. Todavía queda mucho trabajo, pero estoy totalmente convencido de que lo vamos a lograr.

Gracias a todos por escuchar lo que quería comunicar a tantas buenas personas como hay en el budismo canario. Y no sólo en el budismo. Canarias tiene unos seres humanos maravillosos, con los que siento una profunda hermandad.»

Tras ello, un representante de cada comunidad dio lectura a textos relativos a la celebración del Vesak, cerrando el acto con una ofrenda ante el altar y realizando tres postraciones. Concluimos el encuentro tomando un refrigerio juntos e intercambiando palabras, impresiones y experiencia.