F.A.Q.

frecuentes

Preguntas

¿Qué es meditar?

Meditar es una expresión natural de lo somos. Considerarla como una técnica para alcanzar algo es un error. Meditar es habitar en el presente. Este viejo arte del darse cuenta forma parte del legado espiritual y cultural de todos los pueblos del planeta. Cada doctrina, camino o filosofía de conocimiento emplea sus propias didácticas para expandir la conciencia, pero en verdad, en todas aparece la naturalidad y la simplicidad de la experiencia. Meditar es un regreso amoroso al fundamento tierno de nuestro ser.

¿Qué fue lo que descubrió Siddharta Gautama?

La experiencia de aquel hombre llamado Shidarta Gautama es un hito que marca un antes y un después en la historia de la humanidad.

Tras practicar las tendencias yógicas y ascéticas de su época, finalmente Shiddharta optó por adquirir una postura meditativa correcta en la que el cuerpo, la emoción y la mente se manifiestan en plena libertad y alcanzó un estado exento de dolencias innecesarias. Realizó la naturaleza original de toda existencia, esto es, vacuidad.

¿Qué puede aportar el budismo zen a nuestra sociedad?

Sólo mirando cada uno hacia sí mismo, curando su propio odio, su propia decepción, su propio enfado podremos evitar colaborar en ese despropósito de proyecciones inconscientes. Los culpables no son los otros. En el budismo no se habla de culpa, sino de asunción de la propia responsabilidad. Debemos pasar del yo al nosotros.

¿Es necesario hacerse budista para meditar?

El budista es sencillamente una persona que practica, no una etiqueta para añadir el CV.

¿Cuál es el sentido de las ceremonias en la práctica del zen?

El universo entero es vibración. Gracias al poder del rito (ceremonia) se abre el corazón y la voz se hace presente; el canto y el ritmo ceremonial establecen un puente y un vínculo sagrado donde lo relativo y lo absoluto de funden en una misma unidad.

¿En el budismo creen en Dios?

La creencia es el nivel más bajo de compromiso religioso. En el budismo se enseña que cada cual asume la libertad de su propia existencia y no espera que otros seres, cercanos, superiores o divinos dirijan su caminar.

¿En qué consiste la felicidad?

Aprender a fluir y adaptarse es la clave del gozo sereno.

¿Es el zen una religión?

Religare viene del latín y significa 'volver a unir'. En este sentido el budismo es religión. Si por el contrario pensamos en un conjunto de dogmas y creencias, entonces el budismo no es una religión.

¿Por qué en la práctica del budismo zen se adoptan las formas y tradiciones de otro lugar?

Hay que saber diferenciar entre la tradición y la institución. El Dharma del Budha es una tradición espiritual y como tal está viva; se actualiza a cada instante, por lo tanto, está abierta a otras vías de conocimiento, culturas, costumbres, ritos... no se adhiere a las formas concretas, sino que las vive en relación estrecha con el fondo. Por el contrario, las instituciones tratan de estrechar el espíritu con normas y categorías estrechas.

¿Qué es un kôan?

Una pregunta sin respuesta

¿La muerte es vida?

Todo se genera y se transforma constantemente. Los conceptos vida-muerte no tienen consistencia en el mundo de lo real.

¿Qué significa la expresión vamos juntos?

La fijación al yo y o mío es la base de la neurosis colectiva que estamos viviendo. Nos hemos alejado de la común unidad y con ello hemos perdido el sentido de la proximidad, el respeto mutuo entre todos los seres vivientes a la que incluimos, por supuesto nuestra casa común, la Madre Tierra. Sin embargo, somos en interdependencia. Esa es una ley que no podemos cambiar, así como no podemos eludir la inexorable del del cambio.

¿Qué quiere decir el budismo cuando dice no dos con el universo?

El dualismo surge en la mente de los individuos por una falta de presencia. Esto es debido a un debilitamiento de la atención. Al vivir y vivirnos en un estado de ausencia, permanecemos enajenados de nosotros mismo y creemos que es desde la lucha como podremos sobrevivir. El cielo no se pelea con las nubes, les permite fluir, es más, las incorpora en un mismo siendo. Así ocurre con las olas y las mareas, presentes en un mismo mar. Ponerle límites al universo sólo tiene cabida en una mente estrecha y preñada de categorías insignificantes.

Budismo y ecología. ¿Hay razones para ello?

La vida es pulsación, armonía y creatividad constante. Cuando somos capaces de ralentizar la mirada agitada, cuando conectamos con una respiración amplia y oceánica, fluimos con la interdependencia, nos convertimos en lo que somos, esto es, un mismo cuerpo, un mismo pulso, un mismo latir. Esto no es una idea de la ecología, es el fundamento de la misma.

¿Cómo acceder a la sabiduría? ¿Es para unos pocos elegidos?

La sabiduría está al alcance de nuestra mirada. Cuando posamos los ojos en la infinitud del horizonte, cuando todo es contemplado tal y como es y no como nos gustaría que sucedieran las cosas, nos vivimos en la verdadera libertad. Meditar es redescubrir quiénes somos y dejar a un lado la ciega creencia de lo que nos creemos ser.

¿Es dogmático el budismo?

En el budismo se insiste una y otra vez que cada cual debe aprender a ser consecuente con sus palabras, actos y pensamientos. Vivir bajo el dogma de las creencias y la sumisión de seres a los que hay que adorar, nos hace volar mucho y distraernos con fantasías sin sentido. La realidad es lo que acontece a cada instante y no las ideas que te haces de ello.

Se habla del error del perceptor. ¿En qué consiste?

La ley del perceptor, según la cual todo depende del punto de vista del que mira es un fundamento básico en e budismo. Sufrimos por una falta de atención o presencia que se traduce en:

  • el pensamiento dualista
  • la negación de la impermanencia
  • y la negación de la ausencia de entidad propia (no somos lo que nos creemos ser)